viernes, 2 de noviembre de 2007

Lobos con piel de cordero


A petición popular (en mi antiguo fotolog), una breve disertación sobre un monstruo más del animalario moderno: el lobo con piel de cordero.
Se sabe que existe en muchos mundos, pero es en el ambiente gay donde esta bestia se reproduce a sus anchas.

Dícese del sujeto que haciendoselas pasar por casto, puro, virginal e ingénuo, resulta ser más puta que las gallinas (pobres ellas, no termino de entender la expresión, debe ser fruto de la supuesta promiscuidad en los corrales), y utiliza su verborrea para ir convenciendo y cazando uno a uno a todo quisqui haciendoles pensar que es la primera vez en su vida que hará algo así, "enrollarse a la primera".
Suelen infiltrarse en grupos de amigos y terminar tirandose hasta al apuntador. Frecuentar bares según temporadas e incluso saunas cuando ya están más vistos que el tebeo por el respetable. No tienen medida ni escrúpulos. tampoco suelen encontrar pareja. Se les puede identificar de varias maneras:
- Se pasan el rato diciedo que odian el ambiente, pero si sales un lunes a las siete, ya están rondando los bares.
- Cuando te lo encuentras intentas hablar con él, pero está serio y mira alrededor como si estuviese en una misión secreta.
- Si intentas quedar fuera de su zona de "cancaneo", te pondrán mil excusas.
- En general, se suelen quejar por todo, e intentan dar pena contando lo dificil que les es encontrar a nadie que les comprenda.

Yo sinceramente creo que lo que les pasa a estos es que no se aceptan a si mismos y que por ello recurren a conductas autodestructivas. No nos engañemos, en una sociedad "católica" como esta, la promiscuidad es un valor negativo, y usarla como medio de autodestrucción le funciona a mucha gente.
Una vez sienten que han perdido la inocencia se sienten culpables, y despues como se suele decir "de perdidos al rio", todo vale pues para ellos todo está perdido.
Terminaré con otro refrán: "al pan pan y al vino vino".
Si te gusta follar más que a un conejo, hazlo y se feliz con ello, pero no hieras los sentimientos de otras personas. Conozco gente que es muy feliz con ese tipo de vida. Todo es cuestión de conocerse y aceptarse a uno mismo, entonces no necesitarás justificarte constantemente para conseguir un polvo.
Si has sufrido el ataque de uno de estos y ahora te sientes desamparado, tranquilo, al fin y al cabo tu pasaste un ratito bien, y eso no le hace daño a nadie. Simplemente no des tu cariño a quién no se lo merece.
Y si, finalmente, tienes un amigo así, chico, tienes dos opciones, o vas recogiendo sus cadaveres, o tienes una conversación con el amigo y le pones un espejo a la cara para que sea consecuente.
Una frase como "¿Así quieres encontrar pareja?" o "¿para esto tanto cuento?" suele venir bien.
Aunque los hay incorregibles, para estos aconsejo alegría, dejarse de cuentos y a follar que son dos días.
Publicar un comentario