viernes, 9 de noviembre de 2007

Michael Jackson


Hay fotos que te captan, que te dan tanta información, que no puedes más que mirarlas y acabar sabiendo que algo ha pasado ahí que ha quedado para la posteridad.

Esta imagen pertenece a la sesión de fotos que le han hecho a MJ para el número especial de la revísta americana Ebony que sale este lunes, donde publicaran su primera entrevísta tras todos los juicios y escandalos, y hablará del 25 aniversario del Thriller, de la creatividad, de su experiencia como padre, de Quincy Jones...

¿A nadie le parece sorprendente el parecido con el Willy Wonka de Johnny Depp?

El arte imita a la vida, la vida imita al arte, y MJ desde la foto nos lanza el guante dejándonos ahí, descifrando de que va lo suyo, mientras él se muestra seguro, sabiendose lo suficientemente fragil como para que el viento le zarandee, pero también lo suficientemente fuerte como para permanecer en pié cuando muchos otros se hayan ido.

Sin fisuras, tan solo la del mentón, artificialmente anacrónica en una cara que perfectamente podría ser la de su hermana.
Pero seguramente a él eso no solo le de igual, sinó que le divierta.
Viva él, pues pese a todo, hay que admitir que musicalmente es un génio.
Publicar un comentario