domingo, 18 de noviembre de 2007

Blade Runner


Anoche fuimos a ver el reestreno de Blade Runner.
Montaje definitivo del director, proyección digital en alta definición, butacas cómodas... toda una experiencia.
La película vuelve a ver muy bien, sorprende lo poco que ha envejecido, y aún más por la calidad de la imagen, que te hace creer estar viendo algo rodado hace tan solo unos meses... si no fuera porque ese tipo de cine ya no se hace.
Cine a lo grande, sin CGI, con planos de una profundidad vertiginosa, una iluminación casi mágica y unos decorados más grandes que la vida misma.
Lo que han añadido y corregido está perfecto, pues resulta casi invisible, las dos primeras partes de la película han ganado mucho con las alteraciones. El tercer acto a mi gusto sigue igual que siempre, demasiado lento y plano, pero bueno, como dice Fran, no deja de ser cine negro y es así como deben terminar esas películas.
La música suena grandiosa, aunque con algo de ruido de fondo, que esta vez se nota al ser el resto totalmente digital; y totalmente actual, excepto la canción de los créditos finales, que ya en su día sonaba algo retro.
Toda una experiencia como decía, algo para no perderse. Una película que ha influenciado la sociedad en la que vivimos tal vez más que ninguna otra. Visionaria e inteligente, algo raro hoy en día.
Publicar un comentario