miércoles, 7 de noviembre de 2007

Joan "Edith Keeler" Collins


Si me tuviese que quedar con un cinco o seis episodios de la serie original de "Star Trek", seguramente "La Ciudad En El Límite Del Tiempo" (THE CITY ON THE EDGE OF FOREVER, STAR TREK, The Original TV Series, April 6, 1967) ocuparía el primer puesto.
El guión, escrito por el afamado autor de ciencia ficción Harlan Ellison, ganó el premio Hugo Internacional en 1968.

La sinopsis, y cuidado que lo cuento todo:
Cuando el Dr. McCoy se inyecta accidentalmente una sobredosis de codrazina, droga muy poderosa, enloquece y se teletransporta al planeta que están orbitando. Una vez allí accidentalmente cruza un portal temporal, desapareciendo de la vista.
Kirk y Spock, que se habian teletransportado también al planeta persiguiendo al doctor, entran después de él en el portal porque descubren que este ha alterado la línea temporal de manera catastrófica, pero lo hacen un mes antes que el doctor.
Todos terminan en el Nueva York de 1930. Tienen que esperar y localizar a McCoy, y son acogidos en una misión para indigentes, donde Kirk se enamora de Edith Keeler (Joan Collins), la mujer que lleva el lugar de acogida.
Kirk y Spock trabajan allí y con el tiempo Spock se las apaña para construir un tricorder con los pocos materiales que van consiguiendo.
McCoy termina apareciendo también en la casa de acogida y recupera la cordura poco a poco. Kirk sigue su idilio con Edith, hasta que Spock le comunica que ella debe morir para que el futuro no quede horriblemente alterado. Kirk deja a su novia morir atropellada por un coche mientras él y Spock impiden al Dr McCoy salvarla, ya que era ese acto el que alteraría el futuro de la humanidad de una forma terrible.
Un deprimido capitan Kirk vuelve a la Enterprise con sus compañeros...

Joan Collins está radiante como Edith Keeler, una mujer fervorosamente dedicada a mejorar la sociedad. Su romance con el capitan seguramente es el más creible de toda la serie.
Harlan Ellison, pese a ganar el premio Hugo por el guión, se quejó de los recortes y cambios que finalmente hizo Gene Roddenberry para que pudiese ser rodado. Por cierto que el Hugo lo ganó el guión revisado...
Los efectos especiales como en todos los episodios de las tres temporadas son un poco cutres, pero hay algunos bien conseguidos en este capítulo. Habrá que esperar a las nuevas versiones restauradas que saldrán próximamente para ver como ha quedado el capítulo con los nuevos efectos especiales añadidos con motivo del 40 aniversario de la serie.
Publicar un comentario